PROMO OLDIES

PROMO OLDIES

jueves, 10 de mayo de 2018

TRISTE 10 DE MAYO...MADRES DE DESAPARECIDOS "CELEBRAN" RECORDANDO A SUS HIJOS


Xalapa, Ver.
Jueves 10 de Mayo de 2018

Madres de personas desaparecidas conmemoraron el 10 de mayo evocando a sus hijos y exigiendo de las instancias encargadas de procuración de justicia en la entidad, resultados en cúmulos de investigaciones que han quedado relevadas a los archivos muertos.

Con una concentración en el monumento a la madre en la avenida Ávila Camacho de esta capital y luego una caminata hasta la Plaza Lerdo, los grupos, asociaciones y colectivos, recordaron con fotos y nombres a personas desaparecidas.

En un acto aparte, la señora Micaela Reyes Pérez, del municipio de Poza Rica, también se plantó en la Plaza Lerdo reclamando la presunta inactividad de la fiscalía del estado en el esclarecimiendo del feminicidio de su hija de 16 años de edad acaecido el 13 de mayo de 2017.

La señora Micaela Reyes Pérez hizo circular una "Carta a las madres y padres del mundo, México y Veracruz; Un año ya de que me mataron a mi hijita Alexandra de 15 años", mientras que la señora Sara González, madre de un desaparecido, habló a nombre del colectivo 'Por la Paz Xalapa'.

El texto de la carta repartida por la señora Micaela Reyes, es el siguiente:

Soy Micaela Reyes Pérez, madre a la que le asesinaron a su hija. Desde el día del crimen estoy destrozada y llena de dolor, coraje e impotencia. Sólo la profunda fe en Dios me mantiene en pie y luchando para que se haga justicia, si es que la señora justicia aún existe en Veracruz.

El 13 de mayo de 2017, violaron y estrangularon a mi hija Alexandra Pérez Reyes de 15 años; ella iba a cumplir el 4 de julio 16 años; no la dejaron llegar a su cumpleaños. Mi hija, buena muchacha, asistía a la escuela donde estudian los pobres, en el tele-bachillerato "Libertad" del municipio de Poza Rica, municipio donde también vivimos.

Un año ya de que los cobardes asesinos le arrebataron la vida a mi niña Alexandra; un año en que he aprendido que la famosa fiscalía y sus funcionarios e investigadores, no investigan cuando el asesinato, el desaparecido o el secuestrado es un veracruzano pobre. Claro está que nosotros no somos de apellidos Chedrahui, Fernández, Porres, Yunes, Linares, Márquez o Ahued, etc.; nosotros somos de familia de apellidos sin mucha importancia, apellidos de pobres, somos Pérez y esos son apellidos que no tienen valor para el gobierno.

A unos días de que se cumpla un año del brutal asesinato de mi hija, hago acto de presencia en la Plaza Lerdo, no porque crea que con esto lograré conmover al gobernador o al fiscal o a revivir a mi pequeña, porque en más de un año la fiscalía no ha investigado ni detenido a nadie y ni siquiera tiene una pista del crimen, pues eso es muestra de que al gobierno del señor Miguel Ángel Yunes Linares lo que menos le importa es aclarar el asesinato de mi hija y tampoco el de los incontables crímenes, desaparecidos, secuestros y levantones.

Vine a Xalapa porque quiero dejar asentado con mis palabras, de que ya no es posible soportar que sigan matando a nuestros hijos en este Estado de Veracruz donde el gobierno cierra los ojos y se tapa las orejas para no ver ni oír al pueblo que clama justicia.

Al Gobierno del Estado no pido nada, porque éste es ya incapaz de dar al pueblo siquiera justicia, quizá porque el Veracruz de Miguel Ángel Yunes Linares, la justicia es algo que incomoda a los gobernantes y han preferido asesinar a esa justicia veracruzana y quizá el cadáver se encuentre insepulta, putrefacta en algún paraje o en alguna fosa clandestina, sobrevolada por la zopilotera de la indiferencia de muchos. Pobre justicia la de Veracruz, ultrajada y asesinada.

Las madres que hemos sufrido el asesinato de algún hijo o hija, como es mi caso, estamos totalmente seguras que a la justicia, la mató el gobierno de Veracruz.

Estaré en esta Plaza Lerdo de hoy hasta mañana, honrando la memoria de mi pequeña hija asesinada, Alexandra Pérez Reyes, la cual el 13 de mayo cumplirá un año de que le arrebataron la vida, un año de indiferencia del gobernador y su fiscal, un año en que, además de mi hija, muchos y muchas han sido asesinados, desaparecidos, secuestrados.

Mi respeto y apoyo a las miles de madres y padres que como yo, lloran a sus muertos, desaparecidos o secuestrados, en duelo eterno, llenas de dolor que nos ha matado en vida.

Micaela Reyes Pérez.

Hasta aquí el texto de la carta.

Los familiares de los desaparecidos colocaron lonas en el entorno del monumento a la madre en donde entre otros, se pueden leer los nombres de los ausentes: Gerardo Bernabé Gil, Juan de Dios Gómez López, Emma Guadalupe Pérez Arroyo, Félix Eslava Palmeros, Santiago Damián Bolaños Rodríguez, José Rodolfo López Cruz, Héctor Eduardo Vargas Bárcenas, Alejandro Rodríguez Hernández, Israel Moctezuma Ramírez, José Miguel Ángel Rodríguez Hernández, Jesús Antonio Ramírez Hernández, Rafael Hernández Hernández, Jesús Castilla González, Jorge Antonio Torres Cruz, Rodrigo Gómez López, Luis Alberto Romen Rodríguez, Nohemí Cortés Hernández, entre otros.








No hay comentarios: